Hoy me gustaría hablar del poder de los hábitos y lo fácil que puede llegar a ser integrarlos en nuestro día a día.

Los hábitos bien utilizados nos pueden servir para llegar a una meta que nos hayamos propuesto, o también para alcanzar una mejor versión de nosotros mismos a largo plazo.

Transformando así nuestra vida poco a poco, de una forma mucho más fácil y amena.

¿Qué es un hábito?

Cualquier conducta o pequeña acción que se repite regularmente en un periodo de tiempo que no implica ningún raciocinio.

Sí, a nuestro cerebro no le gusta pensar.

Así que cuantos más hábitos tengamos mucho mejor para él. 😉

Más energía, creatividad y fuerza de voluntad obtendremos para dedicarnos a realizar esas tareas de nuestro día a día que requieran más esfuerzo.

Nos permitirá obtener mayor enfoque, ilusión y dedicación por nuestra parte.

Resulta interesante poder implementar hábitos. ¿Verdad?

¿Cómo se forman los hábitos?

Los hábitos no son innatos ni heredados y no suceden sin ser ocasionados. Tanto los buenos como los malos tienen su causa.

El entorno donde nacemos, la educación, la familia, los amigos y el trabajo van condicionando en cierta manera nuestros hábitos.

Formamos así de forma paulatina, nuestro propio sistema de valores y creencias.

Todo esto va creando necesidades que nos puede llevar a repetir acciones automáticas, incluso de forma inconsciente.

La buena noticia es que a partir de ahora tienes el poder de reconducir tus hábitos para conseguir todo aquello que te propongas.

Un hábito se establece cuando logras repetir esa misma acción durante más de 30 días. Clic para tuitear

 

Mi secreto

Hace un tiempo hice un ejercicio que me sirvió muchísimo para conocerme mejor.

Mandé un mensaje a algunos familiares y amigos pidiéndoles que me dijeran virtudes que veían en mi.

Los resultados me sorprendieron gratamente, la mayoría de los mensajes coincidían en…

El entusiasmo que pones para alcanzar todo aquello que te propones.

Entonces me pregunté: 

¿Cuál es mi secreto? ¿Qué hago diferente a los demás?

¡Pues ahí va!

Lo principal es que antes de ponerme los objetivos me enfoco más en los beneficios que me van a aportar, que en el sacrificio o esfuerzo que  pueda conllevar el proceso de tomar acción.

Y si a eso le añado el poder de los hábitos. Sé que más tarde o más pronto voy a conseguir mi propósito.

En aquello en lo que te enfocas es lo que se expande. 

 

Ejercicios

Coge papel y lápiz.

Ponte en un lugar cómodo que puedas pasar un rato tranquil@ y sin distracciones.

Prepárate para realizar los siguientes ejercicios. 😉

1º – Define en quién te quieres convertir.

Escribe en un folio como sería la mejor versión de ti mismo y describe tu situación de vida ideal.

Aquí tienes un ejemplo muy breve:

Sería una persona que ha conseguido convertir su pasión en su profesión, he adquirido mucha confianza en mi mismo y ahora tengo las ideas muy claras.

Además he creado un equipo con más personas emprendedoras y hacemos colaboraciones para crecer juntos.

Estaría felizmente casad@ con mi pareja ideal con la que he tenido 2 hijos. Me encanta la naturaleza, así que viviría en una casa cerca de la montaña con piscina y jardín.

Tendría mi espacio y tiempo para realizar los deportes que me gustan: pasear por la montaña, salir en bicicleta y practicar la meditación.

Como he sido una persona que a aprendido a manejar su dinero, me permitiría realizar 3 viajes al año junto a mi familia y/o amigos.

Puedes describirte todo con todo tipo de detalles y extenderte todo lo que te apetezca.

2º – Hábitos que quieras eliminar.

Ahora escribe que hábitos tienes que eliminar en tu vida a partir de hoy para convertirte en esa persona que acabas de describir.

Un ejemplo podría quedar algo así:

  1. Quiero eliminar las bebidas con gas.
  2. Debo ver menos la televisión.
  3. Deseo liberarme del rencor.
  4. Comer menos comida basura.
  5. Ser mucho menos sedentario.
  6. Intentar no enfadarme por cosas que no dependen de mí.
  7. Acostarme más pronto.
  8. No levantarme tarde.
  9. Cenar más ligero.
  10. Voy a quejarme menos y ser más agradecido.

3º – Hábitos que quieras integrar.

Ahora vamos a integrar los hábitos que deberías tener para alcanzar a ese mejor versión de ti mismo que tanto anhelas.

Al lado has de poner el tiempo diario o cantidad que vas a emplear en cada hábito.

Puede quedar así:

  1. Leer 20 minutos.
  2. Andar 1 hora.
  3. Meditar 10 minutos.
  4. Estirar 15 minutos.
  5. Comer 3 piezas de fruta.
  6. Tomar 1 infusión.
  7. Agradecer 3 cosas.
  8. Llamar a 1 ser querido.
  9. Organizar mis tareas 30 minutos.
  10. Descansar 8 horas.

Aquí te dejo un vídeo para hacer una pequeña meditación guiada si te apetece. 😉

 

Conclusiones

Empieza poco a poco.

No te agobies sobretodo al principio, piensa que es un trabajo a largo plazo.

Crea recordatorios con post-its y/o avisos en el móvil si es preciso.

Haz rituales para ponerte las cosas más fáciles.

Por ejemplo: 

  1. Después de levantarme de la siesta, aprovecho para leer 15 minutos y me siento en la silla que tengo preparada en mi balcón.
  2. Agradezco 3 cosas al día justo antes de disfrutar de mi desayuno.
  3. Todos los días llamo a un ser querido sobre las 12:30 mientras me dispongo a preparar mi infusión de té verde.

Revisa tu progreso de vez en cuando.

Por ejemplo: 

  1. Empecé a crear mis hábitos de alimentación y deporte en Abril, ahora estamos en Junio y ya he conseguido perder 3kg.
  2. Desde Enero llevo leyendo 15 minutos al día y ya he conseguido terminar 7 libros que tenía pendientes.
  3. Me he dado cuenta que el simple hábito de organizarme las tareas 30 minutos al día, he podido adelantar muchísimo mi proyecto en 1 mes.

Recuerda celebrar tus logros con un merecido premio.

Por ejemplo: 

  1. Cuando consiga perder 10 kg invitaré a mis amigos a una fiesta.
  2. Como he aprobado todas las asignaturas, voy a ir a Disneyland París para celebrarlo con mi familia.
  3. He conseguido arrancar mi proyecto, así que puedo irme 2 semanas de vacaciones tranquilamente.
Los hábitos te llevan a ser una persona disciplinada, y la disciplina es el puente entre lo que eres y lo que anhelas ser. Clic para tuitear

Estos 3 secretos con sus respectivos ejercicios, te van a conducir a esa versión mejorada de ti mismo que tanto anhelas.

Si quieres ampliar información sobre el tema de los hábitos saludables, hace un tiempo entrevisté a Tania Sanz de Habitualmente.

Puedes ver la entrevista aquí. 😉

Espero que te haya gustado.

Me gustaría saber cómo te ha ido con los ejercicios.

Te leo en los comentarios. 

Un fuerte abrazo.

 

ser constante

 

A %d blogueros les gusta esto: