Hoy me gustaría hablar del poder de los hábitos y lo fácil que puede llegar a ser integrarlos en nuestro día a día. Los hábitos bien utilizados nos pueden servir para llegar a una meta que nos hayamos propuesto, o simplemente para alcanzar una mejor versión de nosotros mismos. Transformando así, poco a poco, nuestra vida.

¿Qué es un hábito?

Cualquier conducta o pequeña acción que se repite regularmente en un periodo de tiempo que no implica ningún raciocinio, sí, a nuestro cerebro no le gusta pensar, así que cuantos mas hábitos tengas, mejor. Más energía y fuerza de voluntad obtendrás, para dedicarte a realizar otras cosas de tu día a día que requieran más esfuerzo.

¿Como se forman los hábitos?

Los hábitos no son innatos, ni heredados y no suceden sin ser ocasionados, tanto los buenos, como los malos, tienen su causa. El entorno donde naciste, el colegio, la familia, los amigos, el trabajo.. todo eso va creando nuestro sistema de valores y creencias. Todo esto nos va creando necesidades, que nos pueden llevar a crear acciones automáticas incluso de forma inconsciente.

 

 Un hábito se establece cuando logras repetirlo entre 21-30 días.

 

Mi historia

Hace un año y medio hice un ejercicio que me sirvió de mucho, mandé un mensaje a mis seres queridos, entre ellos algunos familiares y amigos. Para que me dijeran desde su punto de vista, que virtudes veían en mi. Los resultados me sorprendieron gratamente, la mayoría de los mensajes coincidían:  el entusiasmo que pones para alcanzar todo aquello que te propones.

Entonces me pregunté a mi mismo: ¿Cuál es mi secreto? ¿Qué hago diferente a los demás? Pues ahí va! Antes de ponerme los objetivos me enfoco más en los beneficios que me van a aportar, que en el sacrificio que conlleva todo el proceso. Y si a eso le añado el poder de los hábitos, sé, que más tarde o mas pronto voy a conseguir mi propósito.

Te propongo el siguiente ejercicio:

Haz un listado con 10 hábitos que puedas integrar, que te conduzcan a esa mejor versión de ti mismo que tanto anhelas, por ejemplo: leer 15 minutos, andar 1 hora o meditar 10 minutos.

A continuación te dejo un vídeo para hacer una meditación guiada:

Empieza poco a poco, define primero a la persona en la que te quieres convertir, crea recordatorios y avisos si es preciso, crea rituales, revisa tu progreso de vez en cuando y celebra tus logros con un merecido premio.

Los hábitos te llevan a ser una persona disciplinada, y la disciplina es el puente entre lo que eres y lo que anhelas ser.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This